CIRUGÍA GENITAL MASCULINA

Es el tratamiento destinado a corregir o mejorar la función o forma de los genitales masculinos. El aspecto y actividad de los genitales externos masculinos son factores que han adquirido especial importancia dentro del contexto cultural y social a lo largo de la historia de la humanidad, y que están relacionadas con la virilidad y fertilidad.

El alargamiento del pene (faloplastia de aumento) es una cirugía que se puede realizar con anestesia local y sedación o raquídea, en los ligamentos del pene son parcialmente seccionados, liberando un segmento del pene de alrededor de 3 cm que está interiorizado en la pelvis, logrando un aumento de la longitud externa del pene de 2 a 4 cm, especialmente cuando está flácido y algo menor en estado de erección.

En la misma intervención se realiza un cierre de la herida quirúrgica en que permite conseguir un efecto más natural y disminuir el riesgo de retracción posterior.

El mismo día de la cirugía es dado de alta a su domicilio.

El postoperatorio, si no se ha llevado a cabo cirugía o tratamiento de relleno sólo precisa cierto reposo relativo (no realizar actividades físicas que requieran esfuerzo, cuidado de la herida quirúrgica (lavado con agua jabón y aplicación de Betadine) y realizar ejercicios de extensión para evitar una eventual retracción a partir de la segunda semana desde la intervención.

Se puede usar un extensor de pene en el postoperatorio para consolidar el resultado de la intervención y como tratamiento adyuvante para conseguir 1-2 cm adicionales en la longitud final del pene.

El engrosamiento del pene consiste en un aumento de la circunferencia del pene tanto en reposo como en erección a través durante el mismo acto de un alargamiento de pene o de forma aislada, mediante diferentes técnicas, como es la obtención de grasa abdominal del propio paciente y procesada mediante sistema exclusivo Lipogems para obtención de grasa ultrafiltrada y posteriormente inyectarla en el pene (lipotransferencia).

Para realizar dicho procedimiento lo ideal es estar previamente circuncidado, no obstante, se puede realizar dicha intervención en el mismo acto, o bien se puede valorar la posibilidad de realizarla sin realización de circuncisión.

Como procedimiento adicional se puede realzar relleno con Ácido hialurónico en el glande para conseguir un aumento en el grosor del mismo, y conseguir al mismo tiempo alargar el tiempo de eyaculación.

El procedimiento mediante Ácido hialurónico es totalmente ambulatorio, con anestesia local, indolora y con reincorporación a sus actividades diarias de manera inmediata.

Con el paso de los años, la bolsa testicular o escroto se va elongando, produciendo en el hombre cierta incomodidad además de un deterioro en el aspecto estético, incluso puede llegar a provocar infecciones de la piel por el roce con la cara interna de los muslos sobre todo en los meses más calurosos.

La cirugía es relativamente sencilla, no requiere hospitalización, la anestesia puede ser combinada con local y sedación. Suele durar una hora aproximadamente y puedes incorporarte a tu vida normal desde el día siguiente. Las cicatrices residuales son poco aparentes debido a las características de la piel del escroto. El resultado es una bolsa escrotal más pequeña y elevada con un aspecto más juvenil.

CONTACTO:






Abrir chat